Tomado del Guerrero Cubano

El Guerrero Cubano denuncia las violaciones de Derechos Humanos que se comenten en EE.UU, así como las difamaciones y calumnias de Alexander Otaola Casals sobre el sistema de salud en Cuba. Se exponen elementos sobre el colapso de los hospitales en EE.UU. Se hace mención a las presiones sobre los artistas cubanos para que se alineen a los intereses de la «gusanera». Se muestra el reconocimiento por parte del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer García, del financiamiento y otros tipos tipos de ayuda de las instituciones subversivas de EE.UU. para su labor como mercenario, que incluye la incitación al terrorismo, al vandalismo, y otros actos violentos. De la misma manera, Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Castillo Pérez (Osorbo), e Ileana Hernández Cardoso. Contradictoriamente, Otaola muestra que estos son delitos sancionados en EE.UU.